Gestión del Conocimiento

Entendemos por gestionar la coordinación de todos los recursos disponibles para alcanzar determinados objetivos; por otro lado, el conocimiento es considerado como un activo intangible para el desarrollo, el cual nace, evoluciona y va cambiando a través de ella misma; de tal modo que, la gestión del conocimiento se relaciona con un “modelo de desarrollo”, orientado a la construcción colectiva, y el encuentro de saberes. Para Rodríguez1 procede de la comprensión del valor crítico de los otros factores, menos “típicos” que el documento o el dato, y la conciencia de la necesidad de encontrar modos para sustentarlo y obtener de éste beneficios estratégicos.

La gestión estratégica del conocimiento es una disciplina emergente que tiene como objetivo generar, compartir y utilizar el conocimiento tácito (Know-how) y explícito (formal)2. El primero es vivencial e intangible producto de la experiencia de vida, considerado la base de los procesos de innovación; el segundo es el conocimiento tangible, es decir, puede ser explicitado en documentos formales, bases de datos y otros repositorios. Es importante destacar que, el conocimiento tácito complementa al explícito, con el surgimiento de tecnologías de información y comunicación basada en plataformas digitales3, facilitando la construcción, gestión e intercambio colectivo del conocimiento, proporcionando un espacio además de desarrollo de nuevos resultados, a través, de los procesos de captación, estructuración, y transmisión del conocimiento. Por consiguiente, para gestionar el conocimiento es importante tener en cuenta, cómo se origina, reproduce, acumula, y cómo se amplifica.

Dentro del ámbito empresarial, el conocimiento ha sido mercantilizado al ser considerado como un insumo y producto, puesto que, permite generar en palabras de Grant “valor añadido” a su producción, sustituyendo o destruyendo viejas prácticas y productos para su permanencia en el mercado, para mantener una ventaja competitiva respecto a las otras empresas de las industrias, este escenario lo podemos observar con las industrias tecnológicas, en específico las de la rama fotográfica (con las cámaras analógicas y digitales), en donde, hubo un proceso de destrucción creativa sustituyendo las cámaras analógicas por las digitales y todas esas empresas prácticamente salieron del mercado.


Referencias

1 RODRIGUEZ MENDEZ, L. Gestión del conocimiento y competencia laboral. Competencia Laboral. México. v.6, n.22, abr.-jun. 2002. p. 20-30. Santiago, 2002. Vista organizacional: es adquirir y aplicar los conocimientos, técnicas, valores, creencias y actitudes que incrementan la conservación y www.revitaespacios.com

2 Peluffo M, Contreras E. (2002) Introducción a la gestión del conocimiento y su aplicación al sector público. Disponible en: http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/5586/S2002617_es.pdf?sequen [18 de julio 2016].

3Camacho K. (2008) Gestión del conocimiento: aportes para una discusión Latinoamericana (Knowledge management: a discussion in Latin America) Disponible en: http://journal.km4dev.org/index.php/km4dj/article/viewFile/115/185 [18 de julio 2016].


inicio

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

code

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>